Hola, soy Cristina Valdés.
La razones de crear este Blog son puramente numéricas:
-17: diecisiete de agosto y septiembre fueron los días más importantes de mi vida pues nacieron mis tres hijos.
-13: trece meses se llevan mi hijo mayor Gonzalo con los mellizos Blanca e Ignacio.
-40: cuarenta años tenia cuando comencé a estudiar Técnico Superior en Educación Infantil culminando así mi vocación desde pequeña.
-7: siete son lo años que llevo dirigiendo un Centro de Educación Infantil en Murcia.
-400: cuatrocientos son el número de niños y niñas que han puesto Banda Sonora de risas y vocecitas diarias en mi vida cada vez que iba a eso que llaman “trabajar”.
-105.3: cientocinco punto tres es el dial en el que se encuentra la emisora de Onda Regional donde comencé como colaboradora en la sección "Primerizos y Valientes" junto con Elvira Sánchez en octubre de 2.018.
-Infinito: infinitas son las gracias que yo doy a todos aquellos padres y madres que confían en mis consejos y que siguen este blog aunque sólo sea para sonreír un poquito y entender que nuestros hijos deben ser lo más importante de nuestras vidas... PERO NUNCA DEBEN SABERLO!!

Los Abuelos y sus enseñanzas



           



El día que decidí dedicarle un programa a los abuelos no fuí consciente de la enorme satisfacción que ello me generaría. Hablar de unas de las personas más importantes de las familias es lo más parecido a entender el sentido real de la vida, el pasar de generación a generación. Los abuelos nos hacen entender que el "promocionar" dentro de la familia nos va a tocar tarde o temprano...y además todo eso acompañado de esa  maravillosa sensación de saber que tus padres son ahora los abuelos de tus hijos...de que esas mismas personas que te educaron; que se preocuparon por comprarte recortables cuando tenias sarampión o que simplemente te hacían lentejas los martes...esas mismas personas son ahora los abuelos de tus hijos.
Loa abuelos son la parte de arriba del sandwich del amor mas profundo que hay, donde la parte de abajo son tus hijos y nosotros estamos sencillamente en medio.

Yo fui una tostada más que un sandwich pues crecí sin conocer a mis abuelos ya que fallecieron unos años antes de que mis hermanas y yo naciéramos. Quizás por eso mi madre (en su inmenso dolor) decidió hablarnos de ellos a diario, creando en nosotras esa normalidad de su presencia (no sé si espiritual o mágica)...pero REAL.

La esencia de los abuelos permanece en cada uno de nosotros para siempre. Son catedráticos de la vida, creadores de pócimas con miel así como una fuente de amor del "güeno¨ inagotable cuyos abrazos temblorosos nos hacen ser tan fuertes como su recuerdo.

Los abuelos no quieren a sus nietos...ellos los ADORAN; los abuelos no cuidan a sus nietos...ellos los MIMAN; los abuelos no sufren por los nietos...ellos SOMATIZAN; los abuelos no cocinan...ellos les ponen un Michelin pues los nietos son sus ESTRELLAS!

Gracias a todos los Abuelos en espíritu y a los que están con nosotros por enseñarnos a sus hijos a ser abuelos algún día... como ellos lo han sido.

                                                                                                                                    Cris  👴👵