Hola, soy Cristina Valdés.
La razones de crear este Blog son puramente numéricas:
-17: diecisiete de agosto y septiembre fueron los días más importantes de mi vida pues nacieron mis tres hijos.
-13: trece meses se llevan mi hijo mayor Gonzalo con los mellizos Blanca e Ignacio.
-40: cuarenta años tenia cuando comencé a estudiar Técnico Superior en Educación Infantil culminando así mi vocación desde pequeña.
-7: siete son lo años que llevo dirigiendo un Centro de Educación Infantil en Murcia.
-400: cuatrocientos son el número de niños y niñas que han puesto Banda Sonora de risas y vocecitas diarias en mi vida cada vez que iba a eso que llaman “trabajar”.
-105.3: cientocinco punto tres es el dial en el que se encuentra la emisora de Onda Regional donde comencé como colaboradora en la sección "Primerizos y Valientes" junto con Elvira Sánchez en octubre de 2.018.
-Infinito: infinitas son las gracias que yo doy a todos aquellos padres y madres que confían en mis consejos y que siguen este blog aunque sólo sea para sonreír un poquito y entender que nuestros hijos deben ser lo más importante de nuestras vidas... PERO NUNCA DEBEN SABERLO!!

El Colecho


          

Hace 17 años fuí madre por primera vez y nadie me habló del Colecho...ni en el Hospital, ni en mi familia, ni entre mis amigas "recién paridas"...nadie en absoluto. Mi única inquietud para dormir era saber de que lado debía acostar a mi hijo en la cuna  para evitar la temida muerte súbita. Recuerdo que había una corriente que decía que lo mejor era de lado y así lo hice, acostaba a mi bebé en su moisés y lo miraba 20,000 veces al minuto para ver si respiraba. Mi pediatra me decía que no me lo metiera en la cama para así evitar aplastarlo si me quedaba dormida y solo recuerdo hacerlo una vez y despertarme angustiada por si a mi peque le había pasado algo (y más con una madre que tras un embarazo con pre-eclampsia...no tenia un cuerpo precisamente para  desfilar en Victoria´s Secret).
Nacieron los mellizos 13 meses después y ya no recuerdo si los acostaba de lado, boca arriba o boca abajo...únicamente recuerdo que yo dormía DE PIE!!

Años más tarde y ya cuando comencé a dirigir una Escuela Infantil fuí realmente consciente de la nueva moda para dormir y me pareció muy interesante pues me quitó ese miedo que yo tenia a dormir con tu hijo (que ya no era momento pues mis hijos ya tenían 8 y 7 años), se llamaba COLECHO y toooodas las madres lo practicaban. A diario me enumeraban sus beneficios, sus sensaciones y lo felices que les hacía dormir practicando el "piel con piel" con sus pequeños...era realmente emocionante escucharlas. Este tiempo coincidió con la adaptación (septiembre) y para mi era normal que los niños tardaran en dormirse hasta que pasado dicho mes, nos percatamos de que en las clases, los niños de colecho eran los que no podían dormirse solos y no solo eso...sino que también observábamos incrédulas como agarraban la sábana con ansiedad o como entraban en rabietas constantes porque no tenían el olor de la madre, su pecho o su calor.
Ese fue el momento en el que aprendí que "esa moda" , buena en algunos aspectos, tenia una "cara B" que las madres primerizas desconocían: si vas a meter a tu peque en un Centro Educativo debes empezar a quitar ese colecho o lo que técnicamente se llama "Reeducar el Sueño".

El colecho es una decisión tan personal como la religión y por lo tanto debe respetarse completamente, pero a su vez y, antes de practicarlo, es muy importante saber los matices que no lo hacen perfecto si no por lo contrario es una opción más...no es la panacea.
El colecho genera un apego perfectamente equiparable e incluso inferior al que puede producir el pasar un tiempo de calidad con tu hijo...un tiempo de risas compartidas y de mucha afectividad!

Practicar el colecho es sano para aquellos padres e hijos que saben finalizarlo en el momento justo pues eso ayudaría a los niños a saber dormir fuera de casa, tanto con familiares y amigos como en la Escuela Infantil.
             
                                                                                                                                          Cris🙋